11 de enero de 2011

de ser

de ser, claro que pudo haber sido.
de pasar: pasó, aunque no se quedara.

de existir, no sé, quizá lo soñé completo.

de doler, duele.

de contar, cuenta; como cuento y como resta.

de volver, no devuelve nada.

de saber, no sabe. sólo pregunta:

¿quién podará mis versos?

¿quién se columpiará en mis ramas?

8 comentarios:

Itapajipi dijo...

como siempre muy bueno el texto... y dice cosas que en estos momentos me estan pasando... gracias :)

Claudio Benedetti dijo...

de grande quiero ser como tú!! maetsro

San Alferio Abad ® dijo...

¿Qué tormenta tumbará tus hojas?

Saludos Fabuloso.

¿En qué pipa te refujiaste hoy?

Anónimo dijo...

Como anillo al dedo... Gracias señor especial.
ZDS

Dafne dijo...

ya me hacia falta leerte, gracias!

Monica Morales dijo...

Muy bueno!

...con ritmo y candencia que, aunque sea breve, le aportan mucho a la intenciòn, al recuento.

la metàfora del àrbol es muy bella.

Como siempre, te aplaudo.

Anónimo dijo...

E

Nalleli Fernandez dijo...

¿quien secara la lluvia de mis ojos?
¿quien calmara la tormenta en mi cabeza?
¿quien traera la primavera al invierno de mi corazon?